Moises Quezada

Moises Quezada

By October 16, 2015 Diseñadores No Comments

Moisés Quesada

La casa de diseño Moisés Quesada lanza su colección No.10; es una fiesta y oda al arte y la excelencia que caracteriza nuestro criterio de diseño por diez años en celebración a los aportes de la firma a la historia e industria de la moda dominicana como lo son la re interpretación de más de 60 veces del clásico “Little Black Dress” es por eso que como primera parte del show, fueron seleccionadas veinte piezas en negro de las mejores  que hemos realizado; unas de colección y otras de colecciones privadas de la más exquisita clientela de santo domingo.

También sumando a los aportes ese encuentran los lanzamientos oficiales de marcas como la joyera Claudia Cabal, la diseñadora gráfico Linnette Lora y su marca de zapatos “Fack! shoes” los clutchs de lujo en maderas preciosas “aluh handmade” y Ana Granata con accesorios de fantasía; siendo así de los muy pocos diseñadores de moda en entrar a la Boutique Il Prato y en representar al país como invitado en las semana de la moda de New York en 2015 y en San Juan Moda, Puerto Rico en años 2015 y 2016. Con apariciones en Vogue UK, Elle y más de 40 portales como Business Of Fashion y Buzzfeed.

Celebramos con orgullo también ser la primera marca de moda en diversificarse a accesorios para el hogar con el lanzamiento de dos colecciones, en su inicio, de ilustraciones inéditas enmarcadas por relojes “vintage”

Galardonado como “mejor colección femenina en 2012 y “mejor colección absoluta en 2013” pasando a ocupar el espacio estelas de los cierres de diseñadores locales de dominicanamoda cada cada año.

“Ha sido una carrera de mucho honor y orgullo, de altibajos, muy hemosional, de auténtica expresión pero, constante. Siempre de los “top of mind” del público más exigente… – Siempre ofrecí ropa nueva, de calidad y atemporal, sexy pero sin olvidar el lujo y buen gusto que define el correcto manejo del concepto, de las proporciones y los elementos del diseño…” Dice.

P/V ’17

“La Ví”

Esta es la génesis del mito dominicano de las ciguapas, que son las antiguas mujeres ciguayas, que andan desnudas, con el pelo tan largo que le sirve de vestidura , “con los pies volteados”, y que habitan en el fondo de las lagunas y ríos. Hay que decir que actualmente las ciguayas son hupias (espíritus desencarnados), que en condiciones excepcionales pueden ser vistas en experiencias interdimensionales. Pero, según mi hipótesis debido a tantas coincidencias por siglos, los ciguayos no se extinguieron del todo y aún se esconden de la civilización dando sostén del mito al que los diferentes participantes y la tradición que se le han añadido otros detalles.

Muchos años antes de la llegada de Cristóbal Colón a la isla de Quisqueya la península de Samaná estuvo ocupada por el clan ciguayo de los samaníes, que dieron el nombre a la región. “Samaná.” Estos, los ciguayos, se distinguían físicamente de los taínos pues eran más altos, se embadurnaban el cuerpo de negro dejaban crecer el cabello que adornaban con plumas, a todo el largo. Según Las Casas, hasta la cintura y más abajo y por esta característica era que llevaban el nombre “ciguayos” por “cintura” (1) 

A finales del siglo XV, en castellano antiguo: “jente serrana, que trahía los cavellos crecidos hasta la cinta, i se tenían por valientes”(2). En realidad eran los porteros o guardianes de la isla, se enfrentaban a los caribes. Desarrollaron la habilidad de caminar de espaldas para aún alejándose no quitar la vista de la costa, caminando con la espalda hacia el frente, lo  que produce que las huellas señalan una dirección contraria al movimiento de la persona. 

Sus mujeres eran grandes guerreras, sacerdotisas y magas que trabajaban con el elemento agua.

Como les pasó a muchos taínos, que al desencarnar se quedaron en las mismas cuevas donde se habían ocultado de los españoles, negándose a volver a tomar cuerpo físico por temor a repetir los sufrimientos que padecieron y dando origen a la afirmación de avistamientos, hasta nuestros días. Las sacerdotisas ciguayas, apegadas al elemento agua, al desencarnar quedaron atrapadas en los túneles y ríos subterráneos de las sierras donde aún muchas se encuentran.  

Para la colección tomé el elemento agua para detalles y colores como el blanco y el azul larimar, el negro como emblema de la casa y el color azabache de sus cabellos y tintura corporal, toda la magia y mitología que envuelve esta historia parar inspirar piezas de estética naive, la espontaneidad de la des estructuración y la técnica del drapeado dando fluidez a la perfección del corte para dar un “look” etéreo en las salidas que van desde el negro, ocre blanco y piel dando sensación de desnudes y tatuajes jeroglíficos en crochet a tono. 

Como hilo conductor usé tul de algodón en crudo y azabache, detalles de cuarzo dorado, el sesgo y como siempre, un ánimo deportivo, fresco y rejuvenecedor con toques neón. 

 

 

Desfile: Viernes 21 de octubre a las 10:00 pm
Contacto: moisesquesada@hotmail.com